Buscar

diario de un jeiter

Monstruos

En estos días se me han aparecido muchos monstruos y caí en cuenta que vivimos en medio de una jauría infinita de monstruos, porque eso es esta ciudad, un monstruo eterno, juguetón y mortal conformado por una infinidad de pequeños... Seguir leyendo →

Anuncios

¿Seré yo?

Este fin de semana estuve viendo televisión nacional y tuve que bancarme numerosos spots publicitarios de partidos políticos y candidatos que quieren convertirse en nuestros gobernantes y me pregunté si el del problema era yo. Toda mi vida el proceso... Seguir leyendo →

Apología de la rutina

Sueno como un anciano cuando digo que necesito volver a mi rutina. Pero es así, ambas cosas son verdad: soy ya un anciano y sí, necesito volver a mi rutina. En las últimas semanas —como todos, supongo— he perdido la... Seguir leyendo →

La caballada está flaca

La frase la acuñó un cacique priista que fue gobernador de Guerrero a mediados de los setenta: Rubén Figueroa Figueroa —hay que usar los dos apellidos, porque su hijo homónimo, como buen hijo de cacique, también fue gobernador de Guerrero—.... Seguir leyendo →

¿Cómo llegué aquí?

El sábado iba subiendo por Fuentes de Satélite en el coche, con prisa, rebasando camionetas, y tuve una regresión en el tiempo. Cuando pasé por el túnel debajo de Periférico, fue como si hubiera entrado en el Túnel del Tiempo... Seguir leyendo →

Fracaso

Para mí el fracaso es de lo más cotidiano. Yo fracaso constantemente. Incluso cuando triunfo en la consecución de algún objetivo, suelo sentir que, en realidad, he fracasado. Y es que todo empieza desde que llegamos a este planeta. Cuando... Seguir leyendo →

Desde Villa hasta el cinismo

Mi bisabuelo era un pragmático. Mi abuelo, en cambio, se había resignado. Por su parte, mi padre se ha mantenido como un romántico. Esta ha sido la cara que mis antepasados le han plantado a la política y al gobierno... Seguir leyendo →

¿Insensatez?

¿Cuán seguido es una insensatez abrir la boca? ¿Cuántas veces he dicho lo que en realidad debí de haber guardado en el silencio? ¿Cuándo voy a aprender a callar lo que debo callar y a decir lo que debo decir?... Seguir leyendo →

Circa 1938

Hoy sólo me queda recordar, mis ojos mueren de llorar y el alma muere de esperar. Gonzalo Curiel Mi abuela era una mujer eléctrica que despertaba con el primer rayo del sol y nos hacía omelettes a mí y a... Seguir leyendo →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑